Que el tabaco es malo para la salud es una realidad que nadie pone en duda. Pero, ¿realmente somos conscientes de la cantidad de enfermedades asociadas al tabaco y de hasta qué punto pueden hacernos daño los cigarrillos? Además de irnos al extremo del cáncer, y a la gran realidad de que el tabaco mata, existen muchas otras enfermedades asociadas a esta droga. Os hablamos de algunas de ellas y de porqué es tan importan dejar de fumar.

¿Fumar mata?

Que en el propio envase de un producto se advierta que lo que se encuentra en su interior tiene la capacidad de matar a alguien, ya dice mucho del tabaco. Sin embargo, a pesar de esta medida que lleva en vigor desde el año 2003, cerca del 23% de la población española sigue fumando a diario.

No obstante, precisamente por las enfermedades asociadas al tabaco, el ascendente número de enfermos de cáncer, y otros motivos relacionados con la estética y la salud, el número de fumadores se encuentra en la cifra más baja de los últimos 30 años.

¿Cuántas personas mueren en España por culpa del tabaco?

A nivel mundial, el tabaco y las enfermedades asociadas al tabaco son causantes del 12% de las muertes, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Por tanto, el tabaco es la principal causa de muerte evitable en el mundo.

Los datos del Ministerio de Sanidad aseguran que el tabaco causa 52.000 muertes anuales en España. Incluso por encima de la media europea. Además, añaden que al menos la mitad de las personas fumadoras morirán por una una de las enfermedades asociadas al tabaco.

¿Cómo afecta el tabaco a la salud?

Según el estudio ‘Interheart’, el tabaquismo multiplica por dos o tres el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular, siendo su impacto aún mayor en edades prematuras y mujeres.

Tal y como afirman los expertos, el tabaquismo aumenta el riesgo de infarto de miocardio, ictus, aneurisma de aorta y enfermedad arterial periférica. Además, en supervivientes de infarto el tabaquismo duplica el riesgo de insuficiencia cardíaca y empeora “notablemente” el pronóstico de los pacientes con esa patología.

Por otro lado, el tabaquismo también aumenta el riesgo de padecer diabetes, produce un perfil de colesterol más desfavorable y acelera las consecuencias negativas de la hipertensión y la diabetes.

Los profesionales advierten que no existe un umbral seguro de exposición al tabaco. Y añaden que fumar un cigarrillo al día supone el 50 por ciento del riesgo cardiovascular que implica fumar un paquete diario.

Respecto a la relación entre el cáncer y el tabaco, el tabaquismo está involucrado en más del 30 por ciento de toda la patología tumoral y del 80 por ciento de los casos de cáncer de pulmón. Además, cuando un paciente con cáncer deja de fumar, su diagnóstico mejora en casi la mitad.

Algunas de las enfermedades asociadas al tabaco más comunes

El tabaco es una droga completamente integrada en la sociedad. A pesar del gran daño que produce y de la cantidad de enfermedades asociadas al tabaco que existen.

Enfisema pulmonar y bronquitis causados por el tabaco

El enfisema y la bronquitis son dos de los causantes principales de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, o EPOC. Estas enfermedades asociadas al tabaco surgen cuando el humo del cigarrillo causa inflamación en los tejidos que revisten las vías respiratorias. Lo que causa lesiones permanentes que reducen la capacidad respiratoria del pulmón.

Los principales síntomas que surgen en este tipo de enfermedad son falta de aire, tos crónica y casos de neumonía frecuente.

Aparición de cáncer de vejiga por tabaquismo

Las enfermedades asociadas al tabaco que más miedo producen en la sociedad son los distintos tipos de cáncer que pueden aparecer por el tabaquismo.

Entre ellos se encuentra el cáncer de vejiga. Esto se debe a que gran parte de las sustancias cancerígenas del cigarro entran en la circulación sanguínea y necesitan ser eliminadas al pasar por las vías urinarias. De esta forma se ven aumentadas las posibilidades de desarrollar cáncer de vejiga, al mantenerse en contacto con el tejido de este órgano.

Algunas señales que este tipo de cáncer puede presentar son sangrado en la orina, dolor abdominal y pérdida de peso.

Cáncer de pulmón y porqué dejar a tiempo de fumar

El cáncer de pulmón es otra de las enfermedades asociadas al tabaco más comunes. Éste suele aparecer cuando las sustancias del cigarrillo entran en contacto con los tejidos de los pulmones que hacen el intercambio respiratorio. Lo que provoca que aumente el riesgo de que se produzca un cáncer debido a la inflamación y la disfunción de las células.

El cáncer de pulmón causa síntomas como falta de aire, tos excesiva o con sangre y pérdida de peso. Sin embargo, muchas veces el cáncer es silencioso y sólo causa síntomas cuando está avanzado. Por esto es importante parar el tabaquismo cuanto antes, y si es necesario acudir a un experto para dejar de fumar.

Además de estos, existen otros muchos tipos de cáncer y enfermedades asociadas al tabaco como el cáncer de boca, cáncer de laringe, cáncer de estómago, cáncer de mama, cáncer de cuello uterino y leucemia.

Si quieres dejar de fumar, pero te resulta imposible por tu propia voluntad, en Albéniz Estética contamos con un tratamiento que ha ayudado a miles de personas desde 1998 a conseguirlo. ¡Pregúntanos sin compromiso!