Skip to content Skip to footer

Tipos de limpieza facial

Tipos de limpieza facial

La limpieza facial es uno de los tratamientos estrella de los centros de belleza y medicina estética. Pero hay que tener en cuenta que este procedimiento para limpiar el rostro puede hacerse a distintos niveles, y ser más o menos profundo. Por lo que es interesante conocer los distintos tipos de limpieza facial para saber así cuál es el más adecuado a nuestras necesidades.

¿Qué es una limpieza facial profesional?

En primer lugar destacamos los beneficios de la limpieza facial profesional por ser el cúmulo de distintos tratamientos faciales que tienen como objetivo eliminar impurezas de la piel, células muertas y puntos negros. Pero estos tratamientos que ofrecemos en nuestro centro de medicina estética en Granada van más allá. Ya que además de limpiar, al eliminar la capa más externa de la piel, ayudan a activar el proceso de renovación celular. Por lo que al final del tratamiento de limpieza se consigue una piel del rostro más suave e iluminada.

Otro de los objetivos de nuestra limpieza facial profesional en Granada es que sirve para preparar la piel para que los productos hidratantes que aplicamos después obtengan sus mejores resultados. Y finalmente, masajeamos el rostro para relajar la piel y calmarla.

Para poder someterse a una limpieza profesional, el primer paso es el de evaluar el tipo de piel y comprobar qué tratamientos son los más adecuados para lograr el objetivo a conseguir.

Peeling Facial Químico

El peeling facial químico puede catalogarse como una limpieza profunda de la piel, ya que en su aplicación se eliminan distintas capas de la epidermis. Para llevarla a cabo se aplican distintos productos químicos que renuevan las capas de la piel. Tras esta limpieza profunda, aparece una piel de más calidad, con una mejor textura y menos manchas.

Este tipo de peeling está indicado en caso de envejecimiento cutáneo, manchas pigmentarias y seniles, arrugas final, poros dilatados, lesiones por acné y pequeñas cicatrices.

Tras lograr recuperar el tono y textura de la piel que consigue este tratamiento, se tendrán que establecer los tratamientos de mantenimiento y protección solar adecuados.

Peeling facial con ultrasonidos

El peeling facial con ultrasonidos es otro de los tipos de limpieza facial profesional que podrás recibir en Clínica Albéniz.

Para este caso se utiliza un sistema de ultrasonidos y agua, que consiguen una limpieza de cara profunda.

Con este sistema, se aplica una vibración en la piel de origen ultrasónico que rompe las impurezas de la piel en partículas minúsculas que se evaporan al aplicar agua sobre el rostro.

Este tipo de limpieza facial ayuda a eliminar la grasa de la piel y a extraer los puntos negros sin ningún dolor o molestia. Por lo que está muy recomendada en personas de piel grasa. Mientras que se desaconseja en pieles hipersensibles, con heridas abiertas o cualquier tipo de infección en la piel.

En algunos casos en los que la piel sea muy sensible, puede aplicarse este peeling facial únicamente en zonas con más tendencia a padecer puntos negros o exceso de grasa.

Hacerse una limpieza facial en casa

Entre las sesiones de limpieza facial profesional, en casa debemos seguir una buena rutina de limpieza facial diaria. Ya que así los resultados de los distintos tipos de limpieza facial serán más duraderos y nuestra piel lucirá mejor durante más tiempo.

La limpieza facial casera deberá constar de desmaquillante, producto limpiador para el rostro que se adecue a nuestro tipo de piel, crema hidratante y tónico facial. Y deberá repetirse todas las mañanas y noches. Además, una vez a la semana o cada quince días podemos aplicar un exfoliante y una mascarilla facial.