Skip to content Skip to footer

Cómo depilarse con cuchilla antes de una sesión de láser

Cómo depilarse con cuchilla antes de una sesión de láser

Establecer la depilación láser como el método habitual para deshacerse del vello indeseado puede provocar problemas en la piel. Así como una continua preocupación por lo rápido que el pelo vuelve a salir y lo que supone tener que depilarse cada dos o tres días. Sin embargo, como especialistas en depilación láser en Granada, pedimos a nuestros clientes que antes de una sesión de láser se rasuren con una cuchilla las zonas sobre las que se aplicará el láser.

¿Por qué hay que depilarse con cuchilla antes del láser?

Para que las sesiones de láser sean lo más eficaces, la mayoría de veces se recomienda al usuario depilarse con cuchilla antes de acudir a nuestro centro. Esto se pide para optimizar la absorción energética del láser. Ya que la parte que queda visible del tallo del pelo, y que puede eliminarse con el rasurado, supondría un desperdicio de la energía del láser.

Para comprenderlo, hay que tener en cuenta que la energía que aporta el láser es absorbida por todo tejido que se encuentre en su camino que tenga la concentración de cromóforos suficiente. Lo que en la depilación con láser se aprovecha al favorecer que la raíz y el folículo piloso absorban la mayor cantidad de energía.

De hecho, es importante rasurarse el pelo antes de la depilación láser incluso si el vello ya está fino y debilitado, bien por las sesiones anteriores, o por el tipo de vello del cliente en cuestión.

¿Cuándo pasarse la cuchilla antes de la sesión de depilación láser?

El rasurado con cuchilla se recomienda hacerse el día de antes de una sesión de depilación láser. Ya que hay que tener en cuenta que la depilación con cuchilla puede irritar la piel y provocar que ésta absorba energía del disparo.

Además, la irritación de la cuchilla podría pasar a convertirse en una quemadura si se aplica una fuente de luz tan fuerte como la del láser.

Según se ha comprobado, depilarse con cuchilla con un día de antelación es suficiente para que la piel esté relajada y exista la menor cantidad de pelo que sobresalga de ésta.

En algunos casos puede recurrirse al uso de crema depilatoria el día de antes de la sesión de láser como alternativa de la depilación con cuchilla. No obstante, hay que tener en cuenta que estas cremas también pueden causar irritación, quemaduras, erupciones cutáneas o reacciones alérgicas que podrían perjudicar la aplicación del láser.

Consejos a tener en cuenta antes, durante y después de la depilación con cuchilla

Antes de depilarse con una cuchilla es importante hidratar la piel y limpiarla. Para lo que se puede aplicar un producto exfoliante o guante exfoliante que permita la correcta eliminación de las células muertas e impurezas de la piel.

Llegado el momento de la depilación es importante elegir una cuchilla de depilación adecuada a la zona a tratar. Existen cuchillas especiales para las axilas, las piernas o la línea del bikini.

Para evitar cortes de la cuchilla en la piel es recomendable estrenar una nueva cada vez si se utilizan cuchillas desechables, o bien desinfectarla si ya se ha utilizado con anterioridad.

Evita en todo caso pasar la cuchilla sobre la piel seca, ya que de no hacerlo la piel será mucho más susceptible de sufrir irritación y cortes. Puedes remojar la piel con agua caliente y aplicar sobre ella gel o espuma especial para depilación.

Para conseguir mejores resultados, rasura el vello en dirección contraria a su crecimiento. Una vez que termines, enjuaga los restos de jabón con agua templada o fría, lo que facilitará el cierre de los poros.

Cuando seques la piel con ayuda de una toalla puedes aplicar una crema hidratante, aceite corporal o gel de aloe vera sin alcohol ni perfumes.

Leave a comment