En una sociedad tan exigente y con tantas facilidades como esta, la rapidez a veces está por encima de todo. Sin embargo, no siempre el camino más rápido es siempre el mejor. Especialmente si tomarlo tiene más consecuencias a largo plazo que beneficios a corto. Así es, hablamos de la depilación con cuchilla. ¿Cuáles son sus pros y contras? ¡Os lo contamos a continuación!

¿Cuáles son las ventajas de la depilación con cuchilla?

¿Quién no ha recurrido a las maquinillas de afeitar en alguna emergencia? Está claro que la depilación con cuchilla tiene sus ventajas, especialmente su precio y la rapidez con la que permite eliminar el vello sin dolor.

La rapidez de depilarse con cuchilla

Algunos métodos de depilación, como nuestros tratamientos de depilación láser en Granada, conllevan un tiempo de preparación antes de poder disfrutar de una piel sin vello. Mientras que en el caso de la cuchilla, es posible la eliminación del pelo en cuestión de minutos.

El precio de la depilación con cuchilla

Si comparamos el precio de la depilación láser con el que vale una cuchilla desechable, probablemente la diferencia nos parezca desorbitada. No obstante, aunque depilarse con cuchilla sea barato, hay que tener en cuenta la cantidad de maquinillas que se utilizan al año si se opta por esta opción. Si haces la cuenta, y pones en una balanza el precio de un método de depilación y el otro, junto a las ventajas a largo plazo de ambos, lo más seguro es que nos des la razón de que la depilación con cuchilla termina saliendo cara en más de un sentido.

¿Qué desventajas tiene la depilación con cuchilla?

A pesar de que depilarse con cuchilla sea siempre una opción fácil, rápida y eficaz, detrás de estas aparentes ventajas se encuentran algunos problemas que en determinados casos tienen un peso mayor.

¿Cuánto tarde el pelo en volver a salir si me depilo con cuchilla?

La gran desventaja de este método depilatorio es lo rápido que vuelve a salir el vello. La depilación con cuchilla no sólo no es permanente, sino que además el pelo vuelve a crecer extremadamente rápido. De hecho, es normal tener que repasarse incluso una vez al día o cada dos.

Afeitarse se hace más complicado con el tiempo

Además, si el afeitado con cuchilla se vuelve muy habitual, puede ocurrir que el vello se vuelva más grueso y de textura más áspera. Por lo que probablemente con el tiempo sea cada vez más difícil eliminarlo con este método y los cortes e irritaciones se vuelvan más habituales. También con la depilación frecuente con cuchilla la piel puede sufrir deshidratación y sequedad.

Por otra parte, tener que depilarse casi a diario se vuelve una tarea ardua, especialmente si este tiempo puede aprovecharse para relajarse en la ducha o se pueden ganar algunos minutos extras de sueño o descanso. Se añade también la incertidumbre y la necesidad de pararse a mirar si el vello a crecido antes de ponerse una falda corta o un bañador. Siendo este, por tanto, otro de los motivos por el que cada vez más personas apuestan por la depilación permanente.

Por tanto, cuando se opta por la cuchilla, resulta imposible poder lucir una piel más tersa y suave durante mucho tiempo. Esto hace que sea imposible poder disfrutar de una piel tersa y suave durante un tiempo largo.

¿Cuál es la mejor alternativa a la depilación con cuchilla?

Desde Clínica Albéniz recomendamos la depilación láser por sus innumerables ventajas. Pero sobre todo por la tranquilidad que aporta poder decir adiós al vello para siempre, olvidándonos así de todas las preocupaciones que se suman con el crecimiento diario del pelo.