Así es. No paramos de escucharlo, el verano llega a su fin y con él las vacaciones, los días de playa, piscina y sol. Pero no todo es malo, septiembre siempre viene cargado de cambios y de nuevas oportunidad y metas. Una de ellas, por ejemplo, la de recuperar y cuidar la piel tras haber recibido ésta estas vacaciones tantas horas de sol, calor, cloro y sal. ¿Cómo conseguirlo? ¡En Clínica Albéniz tenemos la solución que necesitas! Y una de ellas es nuestro tratamiento de peeling en Granada.

¿Por qué es importante cuidar la piel tras el verano?

Después de haber estado varios meses completamente protegida del sol y de diversos agentes externos, en verano nuestra piel pasa a sufrir una exposición solar máxima. A lo que se suman varios factores que también resecan y deshidratan la piel como el cloro de las piscinas o la sal del mar. De ahí que después del verano sea tan recomendable ayudar a nuestra piel a que se recupere, y no dejar pasar mucho tiempo para aplicar un tratamiento hidratante.

Los efectos del sol en la piel

No proteger la piel de forma adecuada frente al sol, o tomarlo en las horas de mayor radiación tiene grandes peligros para la salud. Entre ellos, el exceso de exposición al sol provoca reducción de la elasticidad en la piel. Lo que a su vez provoca una aparición prematura de signos de envejecimiento.

Así como la aparición de manchas oscuras y otras imperfecciones en la piel que le echan años encima.

Pero como decíamos, el sol no es el único factor negativo para la piel. En verano nos exponemos también grandemente a otras agresiones ambientales, que dependerán del tipo de actividad que se haga. Y cómo no, mencionar los efectos para la piel de abandonar los hábitos saludables.

Destacamos pues también la erosión que provoca el viento en la piel, la acumulación de impurezas y la pérdida de hidratación.

La piel sufre más en verano a mayor edad

Si estas agresiones pueden dañar todo tipo de pieles, lo hacen aún más en las personas de edad más avanzada. Ya que los años van haciendo que la piel se vuelva más vulnerable a todas las agresiones. Especialmente si año tras año vamos acumulando los daños sin aplicarnos ningún tipo de remedio o tratamiento en la piel.

Por eso, desde Clínica Albéniz recomendamos realizarse un tratamiento de medicina estético facial al menos una vez al año.Y si nunca antes lo has hecho, mima a tu piel y no le dejes pasar más.

Estos tratamientos para cuidar la piel tras el verano mejor hacerlos cuando pasen los meses de mayor exposición solar: Al finalizar el verano.

¿Qué beneficios aporta el peeling para cuidar la piel tras el verano?

Entre los muchos tratamientos para el cuidado y rejuvenecimiento de la piel, destacamos hoy el peeling o exfoliación por ayudar a eliminar las consecuencias negativas que el verano ha tenido sobre nuestra piel.

¿Cómo funciona el peeling facial?

Nuestro peeling facial se aplica mediante la epidermoabración de Imperium 400, un instrumento muy eficaz para rejuvenecer la piel y eliminar impurezas. Éste elimina la capa más superficial, llevándose con ella manchas oscuras y células muertas. Por lo que se trata del tratamiento ideal para fumadores y personas con el rostro apagado y gris.

Al fin y al cabo, el peeling consiste en hacer una limpieza mucho más profunda de la que se puede conseguir en casa.

Los resultados del peeling facial

El peeling es un tratamiento indoloro, rápido y con resultados inmediatos, que consigue los siguientes resultados:

-Eliminar manchas oscuras de la piel

-Dar luminosidad al rostro y homogeneizar su tono

-Limpiar impurezas en profundidad

-Atenuar cicatrices, marcas de acné y arrugas marcadas