La depilación láser no está recomendada en algunos casos como el embarazo o durante tratamientos farmatológicos fotosensibles. Pero, ¿qué ocurre con la psoriasis?, ¿son compatibles depilación láser y psoriasis? ¡Os lo contamos!

¿Qué es la psoriasis?

La psoriasis es una enfermedad genética que produce inflamación en la piel, y ocasionalmente también puede afectar a las articulaciones. Ésta provoca enrojecimiento, descamación, dolor e hinchazón.

En nuestro país, la sufre el 2% de la población, y suele aparecer entre los 15 y los 35 años. Aunque de igual modo puede manifestarse en niños o en personas mayores.

A lo largo de la vida, la psoriasis puede ‘atacar’ con diferente intensidad. Empieza en el sistema inmunológico, concretamente en los linfocitos T. Estas células se activan de forma indebida y originan diferentes respuestas celulares, como la proliferación y dilatación de los vasos sanguíneos.

Para hacerse una idea, en las personas sin psoriasis el recambio celular de la piel se produce durante treinta días. Mientras que en las personas con psoriasis éste dura sólo cuatro días. Esto hace que en la superficie de la dermis se formen placas de piel gruesa, descamada y rojiza que producen dolor y picor.

¿Puede tratarse la psoriasis?

Aunque la psoriasis no tiene cura, sí que existen tratamientos tópicos para remediar sus síntomas. Existen distintas cremas, lociones y pomadas específicas para pieles con psoriasis que funcionan muy bien.

Lo ideal es visitar al dermatólogo para que tras analizar tu caso te recomiende el tratamiento más adecuado para ti.

¿Son compatibles depilación láser y psoriasis?

En Clínica Albéniz contamos con la última tecnología para realizar nuestros tratamientos de depilación láser en Granada. Esto nos lleva a contar con aparatología que nos permite escoger la intensidad del láser y adaptar la luz al tipo de piel. Por tanto, depilación láser y psoriasis no son incompatibles. Pero esto no quiere decir que sea adecuado realizar un tratamiento de depilación láser en cualquier momento. Ya que es importante valorar el nivel de psoriasis y asegurarse de que el dermatólogo apruebe la depilación láser como método depilatorio más adecuado para cada paciente.

¿Qué tener en cuanta antes de hacerse la depilación láser con psoriasis?

La psoriasis puede provocar el crecimiento irregular del vello en determinadas áreas más afectadas. Por lo que la depilación láser puede ser el tratamiento ideal para solucionar este problema. No obstante, siempre dependerá del nivel de psoriasis que se tenga y de las recomendaciones del dermatólogo.

Lo ideal es que sí se cuenta con la aprobación del dermatólogo, las sesiones de depilación láser se realicen cuando la piel esté sufriendo un brote de psoriasis. Por lo que si es posible, el tratamiento se llevará a cabo cuando no haya ninguna mancha. En caso contrario, si no se vigila el estado de la piel o la intensidad del brote, la depilación láser podría producir un empeoramiento de los síntomas en la piel del paciente.

En las zonas no afectadas por la psoriasis no existe ningún tipo de inconveniente para hacerse la depilación con láser, siempre y cuando no se entre en contacto con las zonas más afectadas.

En algunas zonas de pliegues como las axilas o las ingles se puede dar la psoriasis invertida. Esto supone que la piel esté mucho más sensible en esta zona y que la depilación en ellas sea mucho más delicada.

Cuidados tras la depilación en pacientes con psoriasis

Para evitar que los síntomas de la psoriasis aumenten tras una sesión de depilación es importante cuidar y proteger la piel.

Para ello, se recomiendan los lavados con jabones con un pH entre 4 y 4,5. Y nunca usar esponjas ni manoplas para evitar el roce. Para la hidratación, están recomendadas las cremas con glicerina u otras que el especialista crea oportunas.

Por otra parte, puede ser necesario el uso de corticoides tópicos para calmar la piel, pero siempre bajo supervisión de un médico.