El embarazo es una época llena de cambios para la mujer, y como consecuencia, también para su piel. Estos cambios hormonales que protagonizan cada etapa del embarazo pueden hacer que la mujer disfrute durante estos nueve meses de una piel reluciente. Mientras que en cambio otras sufren la aparición de rojeces, manchas y granitos. O bien notan que su piel no responde igual a las rutinas de belleza que llevaba antes. Por eso, para prevenir estos problemas o tratarlos, es conveniente conocer algunos consejos sobre cómo cuidar la piel durante el embarazo. Y sin más dilación, ¡aquí van algunos de ellos!

La importancia de la limpieza facial para cuidar la piel durante embarazo

Así es, la limpieza facial seguirá siendo una de las grandes aliadas de tu piel también durante el embarazo.

Lavarse la cara todas las mañanas y noches con los productos adecuados (mejor si contienen ácido glicólico), permitirá mantener a raya algunos problemas de la piel como el acné. Para este problema tan común durante el embarazo también funcionan los peelings y exfoliantes. Estos últimos una vez por semana para limpiar en profundidad.

Todos los productos que se utilicen mejor que sean oil-free para no favorecer que la piel se vuelva más grasa. Así como no ser comedogénicos para que no obstruyan los poros.

Usar protección solar, vital para que no aparezcan manchas en la piel

El melasma es la mancha oscura que aparece en la capa superficial de la piel, especialmente en el rostro. Entre otros motivos, estas manchas aparecen por los cambios hormonales que modifican los niveles de estrógenos, y por la excesiva exposición al sol sin protección.

Para que las manchas no hagan acto de presencia ni antes, ni después del parto, es muy importante usar siempre protección solar de al menos FPS 30. Aunque si se da el caso de que se vaya a exponer directamente al sol, en la playa o piscina, la crema solar deberá ser al menos de FPS 50. Y mejor aún si se disfruta del buen tiempo bajo una sombrilla o con ropa que cubra la piel.

En caso de que aparezcan manchas durante el embarazo, en Clínica Albéniz contamos con tratamientos no invasivos para la eliminación de manchas solares.

Cuidados para evitar irritación y picores en la piel durante el embarazo

Durante el embarazo la piel se estira. Esto, junto al efecto de las hormonas, hace que la mujer pueda sentir picor en la piel en zonas como la barriga o las piernas.

Para evitar y tratar esta irritación de la piel es fundamental llevar una dieta equilibrada adecuada e hidratarse bien. Aunque también son útiles los aceites corporales como el aceite de almendra o el aceite de rosa mosqueta. Que por ejemplo, pueden aplicarse después de cada ducha con un suave masaje.

Y si no llegas bien, pídeselo a tu pareja, seguro que estará encantada.

En el caso de que la irritación sea muy molesta o tengas muchos picores, lo mejor es acudir al especialista cuanto antes.

¿Cómo evitar las estrías durante el embarazo?

Si te has propuesto cuidar la piel durante el embarazo, probablemente tratar de evitar las estrías será una de tus prioridades. Para conseguirlo, es importante tener constancia en cuidar la piel y aplicarse los productos adecuados para tenerla siempre hidratada.

Para ello, existen productos específicos antiestrías, aunque también funcionan muy bien los aceites naturales ya mencionados anteriormente.

Para que estos productos funcionen, deben aplicarse antes de que la barriga crezca, y no sólo limitarse a aplicarlos en ella. También deberán darse en el pecho, caderas, trasero y muslos.

También ayuda a prevenir las estrías llevar una alimentación adecuada, reduciendo al mínimo en consumo de fritos y comida grasa; hacer algo de ejercicio e hidratarse bien para hidratar también desde dentro.